X

Calidad desde 1922

En 1922 Lothar Höpfner adquirió el solar de la antigua cervecería de Häußer y estableció allí una droguería, denominada por todos de forma abreviada puesto de té. Su hijo continuó con el negocio, que en los años 40 ya contaba con más de 80 empleados. Se almacenaban, cortaban, pesaban, envasaban y se preparaban hierbas y especias para su envío. Se producía todo, desde el té de hierbas en pequeños envases de varilla para droguerías, hasta fardos y barriles para compradores al por mayor.

El crecimiento tempranpo

En 1972 Höpfner & Co. se transformó en VEB Drogeriehof. El negocio prosperaba y así, junto a las mezclas de té para la demanda nacional, se producía principalmente para los países occidentales. Hasta 1972 Drogeriehof era una empresa semi-estatal. A partir de 1972 fue sin embargo nacionalizada completamente por el consejo municipal de Gera e incorporada a la planta farmacéutica Halle. Una unión de plantas de las que formaban parte además las producciones en Oberlichtenau, Naumburg y Rudolstadt y en las que se elaboraba menta y melisa en grandes cantidades.

El reencuentro

En 1990, en el curso de la reunificación, se disolvió la planta farmacéutica de VEB y la empresa fue entregada como propiedad fiduciaria. 

La granja hierba nació

En 1991 Dronania Naturheilmittel compró la empresa y le dio el nombre de Thüringer Kräuterhof. Se amplió la producción, se vendieron las máquinas de corte, en su lugar se adquirieron modernas máquinas de envasado y se fabricaron principalmente bolsas filtrantes de doble cámara.

Nuestro camino hacia el futuro

En 2007 se vendió la empresa a Sanesco GmbH, cuyo propietario, el farmacéutico Georg Kroll, dispuso un cambio en la política de la empresa. De esta forma se intensificó la compra de té.

Para elaborar los tés de alta calidad de forma apropiada se ampliaron las naves de producción.